count=
vanalytics=
visitas=
clicks=

Planeación e infraestructura, los motores del desarrollo

El Pacífico colombiano en este 2017 debe sentar las bases para alcanzar su máximo potencial y convertirse en una de las regiones que jalone la transformación del país, afirma...
Alejandro Eder
Alejandro Eder, director ejecutivo de FDI Pacífico. Foto: Cortesía FDI Pacífico.
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterEmail to someone

Con la llegada del 2017, empieza para Colombia el reto de generar condiciones de desarrollo que cimienten las bases sociales, económicas y ambientales para alcanzar una paz verdaderamente sostenible y duradera. Creer en un desarrollo integral profundo y ambicioso es el objetivo que hoy mueve a la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico (FDI Pacífico), una organización que surgió en 1969 de la mano de los empresarios del Valle del Cauca con el fin de articular distintos sectores de la sociedad para impulsar transformaciones de fondo.

Hoy, en una nueva era sin la violencia de las Farc, Colombia debe comenzar a soñar con la meta – totalmente alcanzable – de ser un país desarrollado al cabo de dos décadas.

En este caso, la Región Pacífico asume un papel protagónico dada su condición geoestratégica privilegiada para el comercio exterior y la biodiversidad teniendo en cuenta que sin considerar petróleo y carbón, por Buenaventura transita el 35% del comercio exterior de Colombia; asimismo, el Pacífico representa el 45% de las zonas costeras del país, contiene el 68,8% de los manglares y el 20% de los páramos de Colombia.

Lograr una meta ambiciosa como esa requiere del esfuerzo coordinando de los sectores público y privado. Para articular los distintos liderazgos se debe recurrir a una planeación rigurosa que tenga en cuenta las oportunidades globales a partir de las potencialidades del territorio. Estas oportunidades se ven aprovechadas en la actualidad en la Región Pacífico, con proyectos en su fase inicial de planeación y en articulación con entidades tanto públicas como privadas. Algunos de los proyectos más destacados son:

El Tren de Cercanías y Corredor Verde de Cali, una iniciativa de movilidad y renovación urbana que pretende conectar a los municipios de Cali, Yumbo, Palmira y Jamundí por medio de trenes; a su vez contempla la recuperación y transformación de la antigua vía férrea que atraviesa toda la ciudad para convertirla en un corredor de recreación y conservación ambiental para la ciudadanía.

La Conexión Cali – Rumichaca, en particular el tramo Popayán –Pasto con su ampliación a doble calzada, permitirá que todo el país tenga mayor acceso a otros mercados como el ecuatoriano, y reducirá los tiempos de desplazamiento entre los departamentos del Cauca, Valle y Nariño, lo cual mejorará sustancialmente las condiciones para que la región pueda aprovechar todo su potencial exportador.

Por último destaco el Centro de Actividades Económicas de Buenaventura, CAEB, el cual forma parte del programa de Nuevas Ciudades del Departamento Nacional de Planeación. Es un proyecto de gran envergadura e impacto que busca mejorar las condiciones logísticas y portuarias del municipio y generar condiciones sociales más incluyentes y favorables para la población.

Para la materialización de estos proyectos es imprescindible que todos los sectores de la sociedad asuman un papel activo de manera organizada y visionaria; de allí la importancia de la apuesta por la planeación regional mediante la creación de Región Administrativa y de Planificación del Pacífico, RAP Pacífico, entidad creada para la gestión del desarrollo económico y social de la Región. Para que esta iniciativa alcance su máximo potencial deberá blindarse como una entidad netamente técnica y contar con un apoyo y acompañamiento cercano del sector privado y de la academia, y comprometer a los principales actores de la región.

El Pacífico colombiano en este 2017 debe sentar las bases para alcanzar su máximo potencial y convertirse en una de las regiones que jalone la transformación de Colombia en el país desarrollado que todos soñamos.

Por: Alejandro Eder,

Director Ejecutivo de Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico

Categorías
Opinión
Publicar comentario
Ver comentarios
Sin comentarios

Escribe un comentario

*

*

X