count=
vanalytics=
visitas=
clicks=

Infraestructura de la transparencia

El Alcalde de Bucaramanga expone cómo la lógica, la ética y la estética son los pilares sobre los que se sustenta la infraestructura de la transparencia...
Rodolfo hernandez
Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga. Foto: Internet

Desde el mismo día en que fui elegido Alcalde de Bucaramanga, me propuse no cambiar en absoluto la manera de pensar que tenía cuando era un ciudadano más de esta ciudad que me vio nacer. Esa manera de pensar era más la de un ingeniero preocupado por construir, que la de un político ocupándose por tapar huecos.

Y por supuesto, esto no significa que no haya que tapar los huecos, los huecos sociales y los de las vías que nos dejaron tantos años de corrupción y desidia, tantos años sin planificación ni criterio de la prioridad y la oportunidad.

Significa que construir no solo puede referirse al desarrollo de la obra pública, sino también a la reconstrucción cultural que implica una nueva relación ética y transparente entre los gobernantes y los gobernados. 

El 'Gobierno de los Ciudadanos', que tengo el honor de representar, se basa en los valores de la lógica ética y estética que son la verdadera infraestructura de esta gestión, la infraestructura de la transparencia.

Es esta infraestructura de la lógica, la ética y la estética la que estamos aplicando en la recuperación del espacio público, reconstruyéndolo en un sentido literal y simbólico.  

Es este mismo criterio el que tenemos en cuenta en relación con las basuras, el medio ambiente y la planta de recuperación de aguas servidas, tema en el que prevalece la idea de transformar El Carrasco en un 'Ave Fénix', a través del cual la 'naturaleza muerta' pueda renacer de las cenizas para convertirse en 'naturaleza viva' generando biocombustible.

Es el mismo criterio con el que enfocamos la adjudicación del proyecto Portal del Norte, en el cual no solo se tuvo en cuenta el criterio de extensión de ruta para Metrolínea, sino también la integración del norte al resto de la ciudad a través de una propuesta innovadora, integral, pensada y diseñada para mejorar la calidad de vida de un sector de la población que durante décadas ha vivido en los márgenes del confort.

Es la misma infraestructura de la transparencia la que utilizamos para abordar el Plan Vial Metropolitano 16-26. La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) veía dos opciones posibles ante el fracaso y el incumplimiento de la primera concesión del Plan Vial. Una de estas opciones de la ANI era licitar una nueva concesión. La otra, entregar los peajes al Invías para que este organismo decidiera las vías y ejecutara las obras, con la complicación derivada de que esa entidad está impedida para invertir la totalidad del recaudo en el desarrollo de esas obras.

El equipo de trabajo de la gestión, asignado al análisis de la situación, encontró una tercera opción mediante la cual se le solicitó a la ANI que nos entregaran las vías, las obras inconclusas y los peajes para que con los recursos generados por estos se pudieran reestructurar para la región, no solo las obras inconclusas, sino también los nuevos proyectos del sistema de obras públicas.

Luego de estudiar en profundidad esta tercera opción,  se la presenté personalmente al doctor Germán Vargas Lleras -con el apoyo del Gobernador de Santander- y fue aprobada.

Así nació el Plan Vial Metropolitano 16-26 que construirá obras por aproximadamente 400.000 millones de pesos y garantizará, a través de los peajes, un ingreso al área metropolitana de Bucaramanga de 1 billón de pesos en 16 años.

La infraestructura de la transparencia que estamos aplicando nos lleva por el camino de la eficiencia, la optimización de los recursos y la planificación estructural, necesarias para no repetir nunca más los errores que nos llevaron a tantos fracasos.

Siempre es bueno revisar los errores del pasado para no repetirlos: en 10 años -de 2006 a 2016-, el concesionario Autopistas de Santander S.A. ASSA (Grodco) construyó solo la mitad de las obras que contractualmente debió haber construido en cuatro años.

Eso nos debe servir de lección. Eso nos indica que debemos seguir transitando este camino. El camino de la lógica, la ética y la estética.

Por: Rodolfo Hernández, Alcalde de Bucaramanga.

Más columnas de opinión

Categorías
Opinión
Publicar comentario
Ver comentarios
Sin comentarios

Escribe un comentario

*

*

X