count=
vanalytics=
visitas=
clicks=

Robots con forma de aves rapaces para proteger los aeropuertos

La empresa Clear Flight Solutions desarrolló dos prototipos de aves para despejar los cielos de los aeropuertos y evitar accidentes: los Robirds...
Nico Nijenhuis, CEO de Clear Flight Solutions. Foto / Clear Flight Solutions
Nico Nijenhuis, CEO de Clear Flight Solutions. Foto / Clear Flight Solutions

Como todas las terminales aéreas del mundo, el aeropuerto internacional de Edmonton, en Canadá, enfrenta diariamente el desafío de ahuyentar las aves que vuelan en la zona y corren el riesgo de ser impactadas en vuelo o absorbidas por las turbinas de los aviones.

Las aves en el espacio de circulación de las aeronaves pueden causar accidentes como el corrido en el río Hudson en Nueva York, donde se dio un aterrizaje de emergencia luego de que un avión A320 de US Airways Airbus chocó con una bandada de gansos.

Este desafío llevó a empresa Clear Flight Solutions a desarrollar dos prototipos de aves para despejar los cielos de los aeropuertos: los Robirds. Se trata de pájaros robóticos que emulan las características de aves de presa y que utilizan el aleteo como medio de propulsión con un rendimiento de vuelo comparables al de las aves reales. 

 “Sobre la base de la propia naturaleza, los Robirds ofrecen nuevas e interesantes posibilidades en el control de aves.  Pues dadas sus características, persiguen a las aves para activar su instinto de supervivencia para ahuyentarlas”, explica la compañía al señalar que todo se controla desde tierra.

La versión Robird del peregrino es tan intimidante para las aves como el verdadero. Foto / archivo particular

La versión Robird del peregrino es tan intimidante para las aves como el verdadero. Foto / archivo particular

Es por esta razón que desde junio de este año el aeropuerto canadiense se convirtió en la primer terminar aérea en utilizar diariamente el ave robótica para mantener los cielos despejados. Sin embargo, esta no es la única línea de defensa del aeropuerto, pues también utiliza láseres y grabaciones de los graznidos de aves de presa, con el fin de mantener alejados a los pájaros intrusos.

Sobre los dos prototipos, el primero es el diseño de un halcón peregrino, que es el ave de presa más veloz del mundo. “La versión Robird del peregrino es tan intimidante para las aves como el verdadero. Después de un par de tramos, la población de aves entiende que están viviendo en un territorio de caza y toman vuelo a otra parte”, señala la compañía. El segundo robot es un Águila, que se clasifica en la parte superior de la cadena alimenticia.

En el futuro se espera que los Robirds sean capaces de detectar y perseguir pájaros por sí mismos, sin el requisito de tener controlador desde tierra. Por ahora, se ven como una solución práctica para mantener los cielos despejados en los aeropuertos.

Artículos relacionados

Categorías
Innovación
Publicar comentario
Ver comentarios
Sin comentarios

Escribe un comentario

*

*

X